Envíos a todo Chile

A comer…desayunar, almorzar, dibujar, conversar, etc…


La evolución del comedor

Nuestros antepasados comían para sobrevivir. No había protocolo alguno, comían de pie, de cualquier manera, poco, rápido y no con la frecuencia que querían. Obviamente no me refiero a nuestros antepasados prehistóricos que luchaban para comer y comían para vivir.

Seguramente, al convertirse en una sociedad sedentaria, asentada en lugares fijos, alimentarse poco a poco evolucionó de ser una necesidad básica a un ritual. Quizás una vez descubierto el fuego, empezaron a cocer los alimentos y a sentarse alrededor de la fogata, no tan solo para cocinar sino que también para aprovechar el calor y protegerse de los animales salvajes. Tal vez esto fue un primer inicio de la comida compartida y conversada. Y con el pasar de los siglos, sentarse alrededor de una mesa empezó a rodearse de muchas normas de cortesía, relacionadas con el poder y a los hábitos alimenticios.

Y así “sentarse a la mesa” tomó una significación marcadamente familiar, social y humana. No se trataba solo de comer, sino de compartir con otras personas sentadas a tu alrededor. Pero no era llegar y sentarse, no….el que mandaba se sentaba en una posición más elevada que los demás, es decir, que sentarse en una silla, o trono, era básicamente un concepto jerárquico. Y así un sinfín de reglas.


Pero actualmente hemos sido testigos de un cambio tanto en las costumbres como en la distribución de los espacios ya que las viviendas son mucho más pequeñas. Si bien comer bien en nuestra cultura occidental (digamos que básicamente comer con la boca cerrada sin hacer manifestaciones de tipo estomacal en el proceso, y usar los utensilios que corresponden para cada comida ) es algo que se mantiene, algunos con mas protocolos que otros, pero ahora es al gusto del consumidor.


El comedor, que antiguamente era un lugar ceremonioso, usado únicamente para alimentarse alrededor de una mesa, ha pasado a ser parte del living, o de la cocina, o ha desaparecido por completo, o se usa también para instalarse a tomar desayuno, conversar, jugar cachos, en fin…ese espacio “sagrado” es uno más en las casas de hoy en día.


Es mas, muchas veces la mesa no hace juego con las sillas, a veces éstas son todas distintas o bien tienen diferentes colores o materialidad. Claramente el tema del comedor ha mutado de forma impresionante y creo que nuestros antepasados entrarían en colapso viendo tanto relajo en este asunto. Pero al mismo tiempo, ha pasado a ser un lugar mucho más acogedor, familiar y aprovechado. Personalmente, mi comedor es mi cocina, un gran mesón que se usa para cocinar y para comer, para conversar, dibujar, jugar, preparar colaciones, ordenar, desordenar, etc.